La tecnología de verificación y las experiencias de votación por Internet son protagonistas en EVOTEID 2017

La creciente adopción de la votación en línea por parte de los gobiernos viene acompañada de mayores requisitos en materia de seguridad y privacidad. Un área de seguridad clave para los gobiernos que implementan la votación por Internet es la verificabilidad de extremo a extremo: permite que los votantes verifiquen que la papeleta que han emitido incluye las selecciones deseadas, comprobar que su voto ha sido almacenado en la urna y verificar que su voto ha sido contabilizado en los resultados finales.

Durante la próxima Conferencia E-VOTE-ID, expertos de Scytl en votación por Internet profundizarán en la adopción por parte de los gobiernos y en la evolución de la verificabilidad de los protocolos (individuales y universales) y la tecnología de votación en línea. Desde la introducción de la verificabilidad de la votación en línea en las elecciones de 2011 en Noruega, otros gobiernos han seguido pasos similares en la aplicación de la verificabilidad en sus sistemas de votación. Pero no todos los sistemas han adoptado los mismos niveles de verificabilidad ni la misma gama de mecanismos criptográficos. Por ejemplo, Estonia (2013) y Nueva Gales del Sur (2015) comenzaron por adoptar la verificabilidad individual en sus sistemas de votación en línea. Suiza actualizó su reglamento en 2014 para incluir la verificabilidad individual y universal con el fin de abordar la limitación previa de que solo un pequeño porcentaje de votantes podía votar en línea; el sistema de correos suizo es el primer y único sistema de votación en línea en Suiza que recibe certificación para el 50% de los votantes.

« Volver

Este Sitio Web utiliza cookies propias y cookies de terceros, bien sean cookies de sesión o bien cookies persistentes, que son necesarias para el funcionamiento del Sitio Web o que tienen una finalidad analítica o estadística. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Para más información, haga clic aquí.